Descripción del proyecto

REBOZUELOS o CANTARELAS

Cantharellus cibarius, Craterellus lutescens y Craterellus tubaeformis

Modificación de prueba El Rebozuelo pertenece al género Cantharellus mientras que sus primos, la Angula de monte y la Trompeta amarilla pertenecen, desde hace poquito, a Craterellus. Son setas muy fáciles de distinguir por su forma atrompetada y sus colores. Además, son unas setas muy apreciadas en la cocina. Se utilizan en múltiples recetas, dando un resultado sorprendente y muy agradable, incluso, en elaboraciones dulces. La mejor forma de conservación es la deshidratación. En la provincia de Soria podemos encontrarlas en bosques de coníferas y frondosas tanto en verano como en otoño, incluso bien entrado el invierno (sobretodo la Angula de monte)

A continuación presentamos sus características principales.

Galería multimedia Rebozuelo

Rebozuelo
Cantharellus cibarius Rebozuelo (Ziza hori – Rossinyol)
    • Sombrero: Mediano, entre 3 y 10 cm. Según va madurando pasa de ser hemiesférico a casi plano y embudado. Margen ondulado, incurvado.
    • Cutícula: Seca, separable, lisa. De color amarillento que va desde un tonó pálido hasta color casi anaranjado. .
    • Himenio: Presenta pliegues longitudinales gruesos, anastomosados, decurrentes y concoloros al sombrero. Esporada de color amarilla.
    • Pie: Liso, algo fibrosillo, corto, cilíndrico pero que se hace más delgado hacia la base. Del mismo color del resto de la seta. De entre 2 y 6 cm de longitud por 1 a 2 cm de anchura. 
    • Carne: Blanquecina con tonos amarillentos por los bordes. Consistente y espesa.  Olor afrutado y sabor dulce. Generalmente no es atacada por larvas.
    • Esporas: Amarillas con forma elipsoidal, lisas, hialinas y gutuladas. De unos 9-10 x 5-6 micrómetros.

    Considerada como excelente. A nivel gastronómico es una de las setas más buscadas y versátil. De sabor afrutado y en ocasiones un poco amargo. Se comercializa con profusión todo el año tanto congelado como deshidratado además de en fresco durante la temporada. Permite muy bien su conservación por deshidratación. incrementando los aromas y tornando su color a un tono más anaranjado. 

      El Cantharellus cibarius  es una especie muy común que, en Soria, podemos encontarla en desde principio hasta finales de otoño en bosques de coníferas o bajo la hojarasca de bosques de robles y hayas, en suelos silícicos.

      Las confusiones con esta seta no son, generalmente, peligrosas ya que las más parecidas son, sólo, inferiores gastronómicamente.
      La única especie peligrosa con la que se puede confundir es «seta del olivo», Omphalotus olearius, tóxica. Aunque la forma es parecida, su cutícula es naranja tirando a marrón y posee láminas apretadas y decurrentes. Por último, su olor y sabor son desagradables.
      También se puede confundir con el Hygrophoropsis aurantica, más pequeño, con láminas evidentes y no pliegues. De hecho, popularmente es conocido como falso rebozuelo. Es un mediocre comestible.
      Cantarellus lutescens Angula de monte (Saltsa Perretxiko Hori – Camagroc)
        • Sombrero: Pequeño, entre 2 a 6 cm. de diámetro, y hasta 7 cm de longitud. Hueco con forma atrompetada y frágil. Margen ondulado, fino y recurvado con lóbulos irregulares. De color marrón en su parte superior y amarillo en la inferior.
        • Cutícula: De color marronáceo que se va aclarando hacia el borde. Fibrosa con lineas radiales. 
        • Himenio: Presenta unos  pliegues longitudinales muy poco notables, de apariencia casi lisa. Es arrugado y de color amarillo con tonos  anaranjados.
        • Pie: De la misma consistencia que el sombrero, hueco. Toda la seta forma un conjunto. Su base es casi blanca.
        • Carne: Escasa, fibrosa y elástica. De color amarillento, olor afrutado y sabor suave.
        • Esporas: Blancas con forma elipsoidal, lisas, gutuladas. De unos 10-12 x 5,5-8 micrómetros.

        Considerada como muy buen comestible. A nivel gastronómico es una setas muy versátil y considerada, como todas las chantarelas o trompetas. Desde risotto y pasta a acompañamiento de carnes y pescados, llegando a su perfecta combinación en dulces y postres. Posee un olor y sabor muy agradable. Admite muy bien la deshidratación como método de conservación.

          La Cratarellus lutescens  es una especie que, en algunas zonas de Soria, podemos encontrar de forma abundante. Aparecen desde el principio de otoño hasta bien entrado el invierno. Principalmente en los bosques de coníferas aunque pueden encontrarse también bajo la hojarasca de robledales. Zonas muy húmedas.

          Es casi imposible confundirla con ninguna seta tóxica. Como mucho podría confundirse con su pariente más cercana Craterellus tubaeformis, pero que es buen comestible.
          Cantarellus tubaeformis Trompeta amarilla (Saltsa Perretxiko Horilun – Rossinyol embudat)
            • Sombrero: Pequeño, entre 2 a 6 cm. de diámetro, y hasta 9 cm de longitud. Toda la seta es una unidad y es completamente hueca con forma atrompetada. Margen ondulado y recurvado irregularmente. 
            • Cutícula: De color grid o pardo amarillento que se va aclarando hacia el borde. Fibrosa, seca y flocosa.
            • Himenio: Presenta unos  pliegues longitudinales muy marcados, con forma venosa y ramificada. Decurrentes y de color gris blanquecino. 
            • Pie: Comprimido, atenuado en la base. Hueco y de color pardo – amarillento o anaranjado.
            • Carne: Escasa, fibrosa y elástica. De color blanco – amarillento, olor afrutado y sabor dulce muy agradables.
            • Esporas: Blancas con forma elipsoidal, lisas e hialinas. De unos 9-12 x 6-8 micrómetros.

            Considerada como muy buen comestible. A nivel gastronómico es utilizada para salsas y acompañamientos de carnes y pescados y aunque es algo menos aromática que Cratarellus lutescens pueden mezclarse o usarse en las mismas recetas.

              Craterellus tubaeformis  es una especie que, en Soria, podemos encontrar, tanto en primavera como en otoño, incluso en los veranos lluviosos. Suele aparecer en los bosques de coníferas o caducifolios, pero siempre en zonas húmedas, bajo hojarasca o musgos. Fructifica en colonias de gran número, a menudo apelotonadas unidas por la base de los pies. 

              Es casi imposible confundirla con ninguna seta tóxica. Como mucho podría confundirse con su pariente más cercana Cratarellus lutescens, pero que es también un muy buen comestible.

              SETAS EN SORIA

              En nuestros Montes de Soria puedes encontrar multitud de setas comestibles muy valoradas. Descúbrelas más detalladamente a continuación.

              Bibliografía de «Rebozuelo»

              La información de esta página «Rebozuelo» ha sido contrastada con varias fuentes:

              • Atlas de los hongos de Castilla y León. J. A. Rodriguez Sánchez y A. García Blanco. Ed. IRMA S.L. 2005.

              • Fichas Micológicas de la Asociación Micológica El Royo (Soria) www.amanitacesarea.com

              • Los Hongos y El Bosque: Principales especies, su ecología y aprovechamiento en Soria. T. Ágreda y otros. Junta de Castilla y León. 2010.